"Infórmate de nuestras actividades y publicaciones interesantes
a través de nuestras redes sociales."

Causas y tratamientos para las deformaciones de los dedos de los pies

¿Por qué se deforman los dedos de los pies? Algunas personas presentan lo que se conoce como dedos en garra, mazo o martillo en sus dedos del pie. Hoy vamos a contaros cuáles son las diferencias entre este tipo de deformidades, cuál es su origen y cómo se deben tratar.

Cuando la articulación que está flexionada es la más próxima al final del dedo, hablamos de un dedo en mazo. Cuando lo es la que está en medio hablamos de un dedo martillo y, por último, cuando son las dos, de forma que el dedo forma como una pequeña montañita, hablamos de un dedo en garra. En los dos últimos casos, podemos distinguir las deformaciones que son flexibles, si podemos manipular el dedo para estirarlo o rígidas si no podemos corregir la deformidad al extenderlo.

El síntoma principal para detectar si tenemos este problema es que se puede ver claramente la deformación del dedo, pero es posible que el paciente no se dé cuenta hasta que el dedo esté totalmente deformado, pues esta se va dando de forma paulatina. Entre las señales que debemos tener en cuenta encontramos: la inflamación de las articulaciones de los dedos del pie, el dolor durante la práctica de deporte, dolor en la zona de la punta del pie y las durezas o callos en la base de los dedos.

Aunque las causas de este tipo de deformidades pueden ser genéticas (y, en cuyo caso, es más sencillo diagnosticarlo a tiempo), la mayoría de los pacientes encuentran que el origen está en el uso de un calzado incorrecto (pequeño y estrecho) que le comprime los dedos. Normalmente, es más común entre las personas que utilizan zapatos de tacón de punta muy estrecha. Los zapatos muy ajustados pueden producir un desequilibrio entre los tendones que dé paso a esta patología. Además, los dedos también se pueden deformar por una causa mecánica si no tenemos una buena marcha, por eso es tan importante realizarse un estudio biomecánica cuando se aprecie algún cambio.

Se pueden llevar a cabo diferentes tratamientos para tratar de curar esta deformidad, como el uso de plantillas personalizadas, el estiramiento de los músculos de los dedos del pie para evitar agarrotamientos y, sobre todo, el uso de un calzado adecuado. Si todos estos tratamientos no funcionan, lo más seguro es que haya que recurrir a la cirugía.

Centro de podología y de fisioterapia en Valencia

Si notas que alguno de tus pies está empezando a deformarse o sientes mucho dolor en la zona delantera de los pies, te aconsejamos que visites nuestro centro para comprobar cuál es el estado de tus pies y proponerte el mejor tratamiento posible.

En Podality queremos cuidar de ti y proporcionarte la mejor salud podológica para ti y para los tuyos. Si tienes cualquier pregunta, estaremos encantadas de responderte. Pedid vuestra cita en el 963 300 537 o consúltanos a través de nuestro e-mail Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Acepto usar cookies para poder disfrutar de la mejor experiencia posible en este sitio Web.
En esta web hacemos uso de cookies para que funcione todo correctamente.
La legislación europea nos obliga a pedirte consentimiento para usarlas.
Al usar nuestra página web aceptas nuestra Política de Privacidad.