"Infórmate de nuestras actividades y publicaciones interesantes
a través de nuestras redes sociales."

¿Cómo incorporar el deporte en tu rutina fácilmente?

Seguramente, uno de tus nuevos propósitos de Año Nuevo sea el de hacer más deporte. Por todos son conocidos los grandes beneficios que tiene hacer algo de ejercicio cada día, alejarse de una vida sedentaria y llevar un estilo de vida más saludable. Eso sí, sabemos que, en ocasiones, empezar a hacer deporte no es nada fácil y menos después de las grandes comilonas de Navidad. Vamos a contarte cómo incorporar el deporte a tu rutina de una forma fácil y sencilla.

Busca una motivación

Aunque la principal razón para empezar a hacer deporte suele ser la pérdida de peso, hay muchos motivos por los que podrías empezar a hacer deporte: para tener más vida social, por sentirse más activo, para mejorar una lesión, para fortalecer los músculos, para ganar elasticidad… Sea cual sea tu principal motivación, anótala y tenla cerca para acordarte de echarle un vistazo cada vez que te sientas con poca motivación.

Busca compañía o apoyo

Cuéntale a las personas que más te importan que te has decidido a hacer más deporte. En el mejor de los casos, alguien se apuntará contigo y, por lo tanto, os podréis animar mutuamente para empezar con este hábito tan saludable. Si no es así, ¡no pasa nada! Seguro que ellos te empujan y hacen que no te rindas esos días que no te apetezca tanto. ¡Serán tu motor!

Encuentra dónde hacerlo

Las opciones son muchísimas. Puedes unirte a un club deportivo del deporte que más te guste: baloncesto, fútbol, atletismo, natación… Si, por el contrario, los deportes de equipo no son lo tuyo, puedes probar a hacer ejercicios por tu cuenta en un gimnasio. Y si, por cualquier motivo, ninguna de las opciones anteriores es posible para ti, piensa que también puedes utilizar un rincón de tu hogar para hacer diferentes ejercicios a la hora que mejor te venga. Ya verás qué bien te sientes en un par de semanas.

Mantén la calma

Si no acostumbrabas a hacer deporte, tómatelo con calma. Siempre es mejor ir subiendo poco a poco la intensidad de los ejercicios, conocer tu cuerpo, escucharlo y saber cuáles son sus límites. Hacer los ejercicios demasiado deprisa o con demasiado peso no es la mejor opción para principiantes. Recuerda que en cualquier disciplina la paciencia es una virtud.

Centro podológico y de Fisioterapia en Valencia

En Podality queremos ayudarte y aconsejarte qué es lo que necesitas para mantener cuerpo sano. Si tienes cualquier pregunta, estaremos encantadas de responderte. Pide tu cita en el 963 300 537 o consúltanos a través de nuestro e-mail Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Acepto usar cookies para poder disfrutar de la mejor experiencia posible en este sitio Web.
En esta web hacemos uso de cookies para que funcione todo correctamente.
La legislación europea nos obliga a pedirte consentimiento para usarlas.
Al usar nuestra página web aceptas nuestra Política de Privacidad.